17.7.08

La Dirección General de Tráfico avala supersticiones budistas

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, no ha ocultado su sorpresa por la decisión de la Dirección General de Tráfico (DGT) de respaldar la iniciativa de una comunidad budista de vender cascos tántricos a los motociclistas y ha recurrido a la ironía para preguntar al Gobierno si tiene previsto promocionar también las clásicas estampitas de San Cristóbal y las cintas de la Virgen del Pilar que algunos automovilistas lucen en sus vehículos. Llamazares ha registrado una serie de preguntas en el Congreso un día después de que el responsable de la DGT, Pere Navarro, avalara la presentación del casco diseñado por los monjes budistas del Monasterio del Garraf que, además de cumplir las pertinentes homologaciones de seguridad, ofrece una serie de supuestos beneficios espirituales basados en la filosofía budista. Más en Europa Press, 16.07.08.

2 comentarios:

  1. Mikimoss1:25 p. m.

    Pienso que el mismo mensaje basado en la responsabilidad del individuo sobre su propio destino y la mansedumbre en la carretera se podría haber enviado sin tener que rodearlo de esta basurilla filosófica pretendidamente budista. Desgraciadamente no todos los españoles poseen un nivel cultural tan alto como para asumir dichos principios de manera argumentativa y racional, por lo que necesitan de que una autoridad religiosa les asegure su validez y virtualidad. Pero las muertes en carretera son un problema muy grave, así que en este caso creo que el fin justifica dichos medios.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto yo también, los budistas con todo al menos son divertidos y ciertamente más respetuosos. Que el aval no sea científico no le quita realmente valor. Mediante la experiencia pueden deducir que sus formas de meditación mejoran la concentración. Y obviamente una mayor concentración durante la conducción reducirá los riesgos. Lo del casco... bueno, ya he dicho que son divertidos.

    ResponderEliminar