22.3.09

¿Y yo? ¡Proteged a Rouco Varela!

La campaña del lince euroasiático nos ha conmovido tanto que no nos hemos podido resistir a iniciar otra, limitada posiblemente a esta página por falta de medios, en defensa de nuestros muy reverendos buitres, seriamente amenazados por una maligna revolución laicista y por el ateísmo que todo lo invade.

Sin lugar a dudas, el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, junto a toda su troupe de carroñeros, son ejemplares en vías de extinción. Deberían por ello quedar protegidos por una ley que favoreciera la creación de reservas y espacios confinados en los que, libres de la influencia exterior, estos gyps pudieran dedicarse a la vida contemplativa, dejando así de inmiscuirse en los asuntos privados de la gente, de predicar la muerte, de extorsionar, prevaricar, insultar a la inteligencia, robar, mentir, mendigar y pretender jodernos a tod@s con sus malditas historias.

Por ello, solicitamos al Ministerio competente que reúna y concentre racionalmente al alto clero en aquellos parajes más acordes con su naturaleza, que se le provea de vestido y alimento, que se permita y potencie su endogamia y que se tolere el ejercicio en privado de su católica religión, dotando a tales reservas de todo el patrimonio escultural franquista, al objeto de recrear paisajísticamente el adecuado nicho biológico que merece.

4 comentarios:

  1. A esos buitres no hace falta protegerlos, ya que se reproducen por generacion espontanea (hiba a decir que por diseño inteligente, pero creo que si así fuera, hubieran resultado mejor). Nunca en nuestra vida veras escaces de esta clase de parásitos. Una lástima.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:15 p. m.

    El buitre es mas guapo y al menos no lleva sotana

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:27 a. m.

    necesito tomarla con los buitres, a ver cuando se levanta le veda para este obispo-cardenal-no se qué más que se autoproclama el portavoz del cielo y no se cuantas mentiras más....

    ResponderEliminar