29.9.08

La situación de los "thucistas"

Este movimiento se remonta al prelado vietnamita Pierre Martin Ngo-Dinh-Thuc (1897-1984) -responsable de la ordenación y consagración de los disidentes del Palmar de Troya (Sevilla) a mediados de los 70- y defienden a ultranza los ritos anteriores al Concilio Vaticano II. Se consideran los depositarios de la 'verdad' de la Iglesia católica, igual que los incondicionales de monseñor Lefebvre. La diferencia es que ellos, además, se apoyan en una teoría muy curiosa que les permite, en su opinión, «mantener la fidelidad al Santo Padre». Esa jugada de ingeniería canónica se debe al dominico francés Gérard de Lauriers, consagrado obispo por el propio Pierre Martin Ngo-Dinh-Thuc en 1981. Es una doctrina que no tiene desperdicio: achaca a los pontífices una deficiencia «gravísima», que sólo pueden superar ellos mismos. La pelota está en su tejado. Pablo de Rojas no titubea al afirmar que «desde Roncalli (Juan XXIII), todos los individuos que han ocupado la sede episcopal romana sufren de un 'obstáculo metafísico', que les impide ejercer una autoridad legítima». Más en Ideal, 28.09.08.

5 comentarios:

  1. Anónimo2:04 a. m.

    A los "inteligentes Ateos"
    Perdonen señores pero son los peores comerciantes, los peores negociantes y los peores empresarios del mundo.
    Esto es una cosa simple. Si los Catolicos tenemos razon y existe el cielo y en el, un solo Dios Trino en personas ( lo cual es un misterio para los que tenemos fe, imaginense para ustedes) lo peor que podemos perder es, digamos 50 o 60 años de "buena vida" en espera de la promesa eterna. Si ustedes tienen razon y no hay nada despues de la muerte pues eso, solo perderiamos 50 o 70 años de Juerga y buen vivir. Pero si nosotros tenemos razon y ustedes no, al MORIR se enfrentaran a ese Dios que ustedes tan valientemente niegan y entonces no perderan 50 o 70 años, perderan LA ETERNIDAD ABSOLUTA DE UN CIELO y ganaran la ETERNIDAD ABSOLUTA DE UN INFIERNO.
    Vaya negociantes.. Puaj!!! Conviertanse ahora que aun hay tiempo pues despues de muertos nada cambiara la ultima decision de su alma.

    ResponderEliminar
  2. Si los católicos tienen razón sobre su Dios Trino y Amoroso que chantajea a la humanidad con una prueba-trampa en que pasárselo bien con Su Excelsa Creación lleva al infierno y sufriendo se alcanza al escondidizo Ser Supremo, se merece que a la finalización de nuestras vidas demos a tamaño mamarracho un buen corte de mangas. Antes al infierno que con ese sádico capaz de torturar eternamente a quien no adivina las absurdas pistas de su jueguecito salvífico. ¿"Dios te ama y si no sigues sus reglas te torturará ternamente"? ¡A la mierda con él! Si existiese, habría que eliminarlo.

    ResponderEliminar
  3. germán6:04 p. m.

    Juan Ignacio, el que se condena es uno mismo,Dios solo quiere lo mejor para cada uno de nosotros y el camino es seguir su Voluntad,que es el mejor camino para conseguir la felicidad, aun aqui en la tierra.

    ResponderEliminar
  4. De vez en cuando cometo el error de intentar razonar con el que no hace uso de su raciocinio, pues tiene demasiado miedo a que se tambaleen sus supersticiones y tenga que hacer frente a la realidad sin paliativos fantasiosos...

    A ver, lumbrera, ¿qué fantástico camino a la felicidad ha proyectado tu dios al que nace con una parálisis cerebral y sordoceguera, por poner un ejemplo? ¿'Servir de ejemplo' para que los demás desarrollemos nuestra sensibilidad, como dicen los curánganos? Tu dios ¿dirige un campo de concentración y usa a unos internos para ejemplarizar a otros? ¿O todo lo malo lo ha creado el ser humano? ¿Quién fue el cabrito que inventó los terremotos, la peste bubónica, las setas venenosas y la esquizofrenia hebefrénica? ¿Tu primo?

    Anda a mamarla, descerebrado

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:28 a. m.

    Juan Ignacio, tu eres ateo gracias a Dios

    ResponderEliminar